lunes, 8 de marzo de 2010

De como sobreviví a la guerra de vietnam y, cuando me llevaron al corralón.

"Antes me cuestionaba demasiado la calidad, despues me cuestioné la cantidad. Hoy ya no me importa.”
Me gusta conducir, digo, no es algo que haría para vivir (no en mi libre albedrio), pero me es totalmente placentero. Y cuando digo conducir no me refieron a andar a la mitad de la ciudad dandole vueltas a una manzana, NO, al contrario.

A mi me gusta conducir a altas velocidades en autopista, se que no es lo mas responsable del mundo, pero es algo que me gusta, me libera de ciertas ataduras, 175 km/h no es una mierda si lo comparamos con la velocidad del sonido, y mucho menos con la luz pero, para un ser al cual la biología no le permite siquiera ir por sus propios medias mas allá de 30 km/h es una experiencia única.

No me gustaría morir haciéndolo, debe ser doloroso e innecesario, por eso siempre lo hago a altas horas de la noche, solo y con un teléfono. Aun así, se que mis medidas de “seguridad” son insuficientes y tontas.

Sin embargo no estoy escribiendo esto tratando de que exponer mi irresponsabilidad, lo que les quiero compartir es esa sensación de movimiento, de libertad, Je ne sais quoi.

Los quiero, aunque nadie me lea.

Michael Schumacher debe ser feliz, pero no tanto como yo.

2 comentarios:

Tamalito Envenenado dijo...

AY MI VIDOOOO!
JEJEJEJE

YO NI SÉ MANEJAR!!!
QUÉ MIERDAAAAAA!!!

Ya quiero aprenderrrrrr

ahhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!


Ya vendrán... NO LO CIERRES! NO SEAS LERDO!

Un abrazo... Ciao! ñ_ñ

.miss sunshine. dijo...

Me suena muy muy familiar estas lineas, y debo confesar que a mi me da miedito cuando Mr i dont wear color shirts lo hace, pero ya lo experimenté y....La verdad es que resulto divertido, pero...pero hasta un punto porque luego casi casi me zurro, lol.

Ni muy muy ni tan tan.